Loading...

[su_dropcap style=”simple” size=”2″]H[/su_dropcap]ace un par de semanas fuimos a una boda en Guanajuato. No fue mi primera vez ahí y tampoco será mi última porque me encanta!! Es un lugar muy lindo, con casitas coloradas por todos lados y con una onda muy colonial. Llegamos el viernes en la tarde y fuimos directo a cenar con los novios y todos sus invitados en un restaurante que se llama El Midi bistró, ahí habían reservado la terraza, así que además de comida rica y compañía padre, tuvimos una vista súper linda de la ciudad! Eso es lo que tienes que hacer en Guanajuato, encontrar lugares que te dejen disfrutar de la vista! El sábado, día de la boda, tuvimos la mejor vista que hay! Se casaron en el hotel/restaurante Misión Grand Casa Colorada y de ahí puedes ver todo el pueblo. Si vas a Guanajuato te recomiendo ir a comer o desayunar ahí.

A couple of weeks ago we went to Guanajuato for a wedding. It wasn’t my first time there and it will definitely not be the last because I love Guanajuato, it’s so beautiful with it’s colorful houses and colonial vibe. We got there Friday night and went straight to a restaurant called El Midi bistró, where the bride and groom had reserved the terrace for a little get together before the wedding. Good food, great company and an amazing view! That’s what you gotta do in Guanajuato: Enjoy the view. On Saturday we really did because the wedding was held at the Misión Grand Casa Colorada hotel/restaurant and from there you can see the whole town. I really recommend you to go and have lunch or breakfast there if you visit Guanajuato.

La boda empezó en la tarde así que el sábado temprano fuimos a explorar el pueblo. Obviamente tuvimos que ir al famoso callejón del beso y tomarnos una foto súper cursi. El callejón del beso es un lugar súper famoso en Guanajuato donde hay toda una leyenda de amor. No les voy a decir más, mejor la escuchan cuando vayan! También fuimos al mercado y al final nos sentamos en el Santo café a comer unas ricas enchiladas.

The wedding didn’t start until late afternoon Saturday so we took advantage of the morning and got up early to walk around and explore. Obviously we had to go to El callejón del beso and take a really cheesy photo. El callejón del beso is one of the most famous places in Guanajuato, and behind this little street corner theres is a long love story to be told, but I’m not telling you the story, you are gonna have to go there to find out! We also stopped by the market, and had some delicious enchiladas at Santo Café.

Queríamos disfrutar el domingo también, pero la verdad es que me puse bastante brava en la boda y el día siguiente no pude hacer mucho más que bañarme y sufrir viendo la gente comer delicioso en Casa Valdez mientras estuve batallando con la cruda. Logré meterme unas chimichagas de atún con una salsita de jengibre y estaban muy ricas, pero eso fue todo. Ya cuando tienes más de treinta años la vida no te da para festejar así… Además las crudas duran dos días y nadie tiene tiempo para eso!

En fin, la boda estuvo muy divertida y Guanajuato como siempre estaba hermoso!

I really wanted to take advantage of the next day too, but I got a little too carried away at the wedding and the next day I wasn’t in a stage of doing much. I pretty much took a shower and suffered while watching my friends eat a delicious lunch at Casa Valdez. I was so hungover, but I did manage to eat some chimichangas with tuna and yum-my!! They had this ginger sauce as well and God I wish I could’ve eaten more… When you’re 30+ your body can’t handle partying like that anymore, I mean nowadays my hangovers last for two days and I don’t have time for that.

Anyways, the wedding was so much fun and Guanajuato was beautiful as always! 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*